Blogging tips

4 jun. 2014

Vegetarianos, veganos, macrobióticos. Y tú ¿cómo comes?

Vegetarianos, veganos, ovo-lacto-vegetarianos, macrobióticos. Son términos que cada vez están más en boca de todos, a la orden del día. Sea por salud, creencias o concienciación con el medio ambiente. Quizás solo sea un reflejo de lo que dijo Anthelme Brillat-Savarín: "Dime lo que comes y te diré quién eres" o para algunos hipsters (guiño a mis amigos) solo una forma de huir de lo mainstream
verduras y frutas protestan ante los vegetarianos, veganos... / veggies protest

Últimamente he ido a varios de estos locales y he salido realmente encantada e incluso he repetido más de uno, como puede ser el restaurante Copenhagen del que ya os hablamos aquí o Entre Pans aquí.

Por esa razón he pensado y movida por una terrible curiosidad... ¿cómo comen lo más granado del star system? ¿Me acompañas?

Si hablamos de tipo de alimentación "especial", la primera opción que vendrá a la mente de todos es vegetarianos. Así que empecemos por lo básico, por llamarlo de algún modo. 

El sentido común y la misma palabra nos indican que la base de su alimentación son los vegetales, elemental querido Watson. Nos encontraríamos con el grupo de personas que excluye de su sustento los productos de origen animal como: carne de vaca, cerdo, pollo, aves de corral y pescado. 

verduras y frutas - dieta vegetariana

Dentro de este amplio grupo de vegetarianos nos encontramos con Alicia Silverstone - quién no se acuerda de la peli tan noventera "Fuera de onda" -, Natalie Portman - durante el embarazo incorporó lácteos y huevos para mantener los niveles de hierro y vitaminas - presentadoras como Oprah o Ellen De Generes. Y un largo e interminable etcétera. ¿Cuáles conoces tú?

Los ovo-lacto-vegetarianos, es una versión de los vegetarianos que aúnan los alimentos frutas y verduras más huevos y productos lácteos. Es decir, todos aquellos que no provoquen sufrimiento a los animales. Ya que huevos y leche se presume que no impliquen una forma de crueldad en su obtención. Sino que son suministrados por gallinas y vacas.

ovo-lacto-vegetarianos (huevos, lácteos y frutas y verduras)

Aunque normalmente suele ser el paso previo para el veganismo.

Entre los veganos, la parte más estricta del vegetarianismo, podemos hablar de gente como Bill Clinton, tomo esta estela tras sufrir graves problemas de salud, Tobey McGuire - sí, el Spiderman menos bueno -, su filosofía de vida consiste en vivir sin explotar a los animales. De ahí que no se consuman productos que provengan de ellos. Aunque esta ética se extiende a productos, ropa, calzado... todas las formas en las que puede hacerse una explotación de los animales.

Keep Calm and Go Vegan

Por tanto, una defensa de los derechos de los animales como seres sensibles, contra la crueldad con la que son tratados. Si bien es cierto que también es criticada por la dificultad de suministrar vitamina B12, especialmente a los niños lactantes.

A esta corriente se unieron por 22 días (como los retos o metas cortos) Beyoncé (Queen B) y su marido Jay-Z y recientemente Jennifer López, todos hablan maravillas y delicias de la experiencia, depurativa y enriquecedora. Popularizado en Instagram por el #22díasveganos.

Dieta macrobiótica, quizás suene como a muy técnico o científico, yo he de confesar que la primera vez que leí sobre ésta fue seguida del nombre de Madonna. Y claro si detrás de ella va el nombre de la reina del pop, pues sigues leyendo. No te queda otra, aunque sea por ver: en qué extravagancia anda enfrascada esta mujer ahora. Lo que no sé es qué fue primero: ¿la dieta macrobiótica o la Cábala? ¿el huevo o la gallina?

dieta macrobiótica cereales
Pues bien, la dieta macrobiótica la definen más como un estilo de vida basado en la filosofía oriental del Yin y el Yang. Que no solo te mantiene hecha una sílfide, sino que además te ayuda a ser mejor persona. ¿Dónde hay que firmar y porqué no todo el mundo se ha subido al carro?

¡Ah! El precio, el dinero manda. Ya que esta dieta vegetariana ecológica cuya base son los cereales biológicos e integrales, así como la soja, algas marinas, aceites vegetales y verduras u hortalizas... Deben ser cultivados en la zona donde se vive. Y eso significa: caro, caro y caro.

Quedan fuera: pescado, pollo, lácteos, huevos o proteínas animales. Entre datos curiosos: la comida ha de ser masticada al menos 50 veces (esto es un básico que nuestros padres nos repiten hasta la saciedad) o cocinar en recipientes de barro y removidos con cucharas de madera.

Y es seguida también por Julia Roberts, Gwyneth Paltrow, incluso en terreno patrio, Isabel Preysler, quien además de sus retoques aquí y allá muy bien hechos, sigue los designios de esta alimentación.

Por último, no podía dejar de lado la famosísima y tan comentada dieta Detox. Consiste en depurar el organismos, quitar toxinas. De - tox. Para ello se realizan una serie de preparados en zumos que han de ser consumidos a lo largo del día.  

Si sois asiduos al papel couché, seguro que habéis visto a las famosas con zumitos verdes para arriba y para abajo como Alessandra Ambrosio, Eva Longoria, Charlize Theron o la española Elsa Pataky

How to do a Glowing Green Smoothie and ingredients illustration

Aquí os dejo un ejemplo de cómo preparar tu propio Glowing green smoothie y elimina toxinas:


Con todo esto quiero decir, que si es por convicciones o creencias, apoyo cien por cien estás decisiones alimenticias. Al fin y al cabo cada uno es dueño y señor de su organismo eso sí, siempre y cuando se sigan una serie de complementos o sustitutivos que aporten las vitaminas que estamos eliminando. Pero por otro lado, donde esté una dieta mediterránea, saludable y equilibrada ¿para qué queremos más, no? 



También puedes seguirnos desde:
Facebook    Twitter    Pinterest  ❤   Bloglovin’ 




Introduce tu e-mail y te llegarán al correo nuestras actualizaciones




3 comentarios:

  1. Ay, yo es que si por mi fuera sería carnívora y hasta pastívora, pero una no puede eliminar los vegetales de su alimentación forever and ever... Lo cierto es que, en mi opinión, el ser humano está hecho para comer carne y debería ser parte de la alimentación de todo el mundo, si bien hay mucha gente que la come en pequeñas cantidades... Por mi que cada uno haga lo que quiera pero cuando lleva a alterar la alimentación de tus hijos, como es el caso de Gwyneth Paltrow y sus hijos macrobióticos, ahí ya se están pasando...
    ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Yo no como carne y a pesar de que era una gran carnívora a la que nunca le podía faltar un filete en la mesa, no lo echo de menos. Todo el mundo me dice que si no me comería un buen plato de jamón del bueno o un trozo de chorizo de la matanza y mi respuesta siempre es que para nada.
    Fue de un día para otro, no por decisión propia sino por algo que viví y no me arrepiento para nada. Sí como lácteos, huevos y pescado, pero cada vez en menores cantidades y aunque sí veo mal el imponer este tipo de dietas a los niños, creo que en adultos con analíticas períodicas de control no tiene por qué haber ningun problema...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy ovo-lateo vegetariana y para mi es la mejor decisión que pude tomar, mientras mas investigo y me informo por ambos lados, dietas onmivoras y vegetarianas, más me doy cuenta que los vegetarianos no solo tienen mejor salud sino que tratamos de hacer un cambio en nuestro propio planeta y nuestros animales. Sinceramente se que no estamos echos para comer carne y eso lo podemos leer en cualquier parte. es cosa de compararnos con animales carnivoros y no somos iguales. Yo respeto todas las posturas, siendo yo misma por muchos años carnivora, pero hoy no imagino un pedazo de cadaver en mi boca...y sobretodo no puedo ser parte del sufrimiento de inocentes animalitos. no tengo derecho.

    besitos

    ResponderEliminar

Ya sabéis que nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios. Mil gracias por pasaros y comentar. ¡Os esperamos!

Besos por tr3s ^__^