Blogging tips

20 dic. 2012

Todo empieza y todo acaba en ti


Os invito a acomodaros en vuestras respectivas butacas. Aunque sean figuradas si nos leeis desde smartphones, tablets o demás dispositivos. Que para algo somos todos muy modernos, ¡oye!

Pero quiero que os sintáis como en casa. Del mismo modo que os sentís cuando estáis rodeados de vuestros mejores amigos o de vuestros familiares más queridos, alrededor de unos cafés, unas copas o sin necesidad de nada.

En ese estado es en el que me sentía el pasado 14 de diciembre, en el Palacio de Congresos de Valencia. Como si me hubiese reencontrado con un viejo amigo al que hacía tiempo que no veía y me tenía que contar muchas historias que le habían pasado. Cosas que le preocupan, que le apasionan, que le duelen... Concentrada en sus bellas palabras te transportas a esos momentos. Y los sientes tuyos.


Siempre hay inconvenientes, como la dichosa Ley de Murphy que te asigna butaca detrás de la persona con la cabeza más alta, grande y en movimiento constante de todo el lugar... pero se hace de tripas corazón y se resiste. Porque es un momento mágico y no quieres echarlo a perder por nada. Y porque aún esa traba en el camino no impedirá que disfrutes de la velada.

Se van encendiendo las luces y aparece el camarero que nos atenderá en esta velada en el Café de los Recuerdos. Porta en sus manos una escoba, ojalá y con ella se pudiese barrer  injusticias, problemas económico, desahucios, … que atenazan a nuestra sociedad como el pan de cada día. También toma asiento, el mejor cliente ahora residente del café, el fabuloso Javier Bergia.  


 
¡Y se crea la magia! Empiezan a sonar acordes de canciones de su nuevo disco “Todo empieza y todo acaba en ti”. Entre ellas: Semana, Por fin te encontré, Te odio, Hija de Lilith, Mañana porteña en Madrid, Todo empieza y todo acaba en ti y Te debo una canción. Nuevas melodías, letras cargadas de emoción y significado que poco a poco se convierten en parte de nosotros.

Junto a estas canciones, otras  que ya son parte de nuestro día a día, que ya llevamos tan dentro en el corazón y que palabras concretas nos hacen tararearlas, acompañándonos en la rutina y los quehaceres diarios. Himnos como:

Vértigo - “Vértigo que el mundo pare, que corto se me hace el viaje. ¿Me escucharás, me buscarás, cuando me pierda y no señale el norte la estrella polar?”

Últimamente - “Han de venir tiempos mejores, cometeré más errores, daré menos explicaciones, y
haré nuevas canciones en las que te cuente cómo, últimamente, son tan frecuentes tristes amaneceres ahogando mis finales...”

Sucede que a veces - “Pero sucede también que,  sin saber cómo ni cuándo, algo te eriza la piel y te rescata del naufragio”

No estarás sola - ”No estarás sola, vendrán a buscarte batallones de soldados que a tu guerrilla de paz se han enrolado. Y yo en primera fila de combate abriendo trincheras para protegernos, mi guerrillera.”

Caperucita - ”Quiero volar, lejos de aquí escapar. Dime mi bien, quién me llorará si me dan alas y echo a volar. Quiero dormir, no quiero despertar, quiero ser la lluvia al otro lado del cristal, quizás alguien me espere en la oscuridad”

Podría ser - “Podría ser cartero de Neruda, pescador de estrellas navegando en la Luna, piloto de cometas, explorador de abismos, quizá recolector de gotas de rocío. Quisiera ser un hombre, es poco lo que pido.”

Vuelvo - “Nuestro error nunca fue amar como si el jodido mundo acabará en nuestro abrazo. Que nadie te haga pensar que no fuimos los mejores cuando el sol ardía en tus labios.”  

Amores imposibles - “Miran al cielo y piden un deseo: contigo la noche más bella. Amores imposibles que escriben en canciones el trazo de una estrella. Cartas que nunca se envían. Botellas que brillan en el mar del olvido. Nunca dejes de buscarme la excusa más cobarde es culpar al destino.”

Ahora - “Ahora es el momento de volver a empezar, que empiece el carnaval, la orgía en el Palacio de Invierno, de banderas y besos. Se cayeron mis alas y yo no me rendí, así que ven aquí, brindemos que hoy es siempre todavía, que nunca me gustaron las despedidas.”

Y por si la cosa no fuese suficiente, todavía nos premió Ismael, con dos bises magníficos.

En el primero nos cantó la canción que realizó con un coro de niños de Gaza (Conservatorio de Música Edward Said), viaje realizado en el marco de la campaña Cadena de Ayuda Humanitaria para los niños de Gaza (www.yotambienmesumo.org)


Y su conocidísimo Papá cuéntame otra vez. Tan de actualidad se cante cuando se cante.


Como colofón final, tras los aplausos y los vítores del público, volvieron al escenario y se despidió: versionando a Sabina y su “Y sin embargo” y casi como un regalo no esperado, “Pequeña criatura”. Una de mis canciones preferidas de entre la discografía de Ismael Serrano, pero son tantas que era difícil no acertar.

He de reconocer que me fascinan sus letras, su mensaje, me llegan muy dentro. Ya sabéis un poquito más de mí que quería compartir con todos vosotros.
Ahora solo puedo agradecer a las personas (sentadas al lado o un poco más alejadas) con las que estuve en el concierto, por la complicidad, por las risas, por la emoción. También al artífice de todo ello, por más de tres horas grandiosas.

Y esperar hasta una pronta reunión sentados en nuestras butacas, como una tarde entre amigos, escuchar que nos tengas que contar.


También puedes seguirnos desde:
Facebook    Twitter    Pinterest  ❤   Bloglovin’


8 comentarios:

  1. Oh!! Qué bonitas canciones! Enganchan tanto como vuestros pots..Hasta el día de hoy nunca había tenido curiosidad x las canciones de I. Serrano así que gracias xq sus letras son de las que llegan y te llenan ;)

    Mil gracias!
    Magníficas, como siempre...
    Bsts!

    ResponderEliminar
  2. Hola tres!!
    Qué post tan evocador!! Preciosa la descripción del momento. Me he imaginado 'robando esa escoba en el café de los recuerdos'! jajaja
    Miguel, lo conoce mejor que yo, a mí me encantan los cantautores, pero desde pequeña he sido muy de Serrat, Patxi Andion y Aute. A ellos si que los conozco mejor. Mis padre tuvieron mucho que ver en eso!
    Siempre digo que un concierto y la música en vivo, es lo mejor del mundo!

    XOXO
    Lady Wolff
    http://www.ladywolff.com/

    ResponderEliminar
  3. qué bonito lo habéis contado!!
    me encanta ir a teatros o a conciertos, se crea una energía mágica!

    ResponderEliminar
  4. Joooo, cómo debiste disfrutar!! Me hubiera gustado ir porque la música de Ismael me llega pero ya sabes que llevo unas semanas con mucho lio... En fin, a ver si a la próxima. Por cierto, a ver si escucho el nuevo disco que ese no lo tengo controlado! Besos a las tr3s!

    ResponderEliminar
  5. Que post tan curioso!
    A i me encantan los conciertos, de verdad que te sientes increíble.

    Tengo algo para vosotras en mi blog, un besito!!

    http://entusmanos23.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Me encanto el post!!!curioso!!....En realidad me encanta tu blog tienes una nueva seguidora! soy la 53 enhorabuena por tu blog!!!.Espero que te guste en mio! estare encantada si me siguieras! muchas gracias!! siempre me veras por aqui... besitoss

    http://fashionbloggerandreiajakeline.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito¡ me alegro que lo disfrutaras y que lo hayas compartido con nosotras.

    Besitos
    Gema

    ResponderEliminar
  8. Lo has narrado tan bien que ha sido como si estuviese sentada a tu lado ^_^
    Besotes

    ResponderEliminar

Ya sabéis que nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios. Mil gracias por pasaros y comentar. ¡Os esperamos!

Besos por tr3s ^__^