Blogging tips

3 oct. 2014

Foodstagram: ¿realmente se comen lo que fotografían?

En el día de saltarse la dieta por excelencia he decidido dedicarle un post al "postureo alimenticio" en las distintas redes sociales aunque principalmente en Instagram y es que en esta era en la que vivimos de compartir hasta el más nimio detalle de nuestra existencia no podía faltar lo que comemos aunque... ¿realmente se come todo el mundo lo que fotografía?

Si ya lo dicen los grandes que hay que cuidar la presentación, que la comida tiene que entrar por los ojos. Y que casualidad que en el arte del postureo social resulta mucho más "cool" y común postear fotos de comida no saludable/caprichos más que de comida propia de una dieta equilibrada ¿una hamburguesa tiene mejor perfil que una ensalada? ¿cupcakes, tartas varias y macaroons dan mejor en cámara que una pechuguita a la plancha? Las redes sociales ahí están para confirmar el reinado del azúcar y los hidratos, el último escalón de la pirámide nutricional. Cuánto más cuidadas sean las fotos mejor que mejor, afortunadamente las fotos no engordan.

Fotos hay muchísimas pero unas que especialmente llaman mi atención son las que postea en Pinterest Martha Stewart que además de ser unas fotos cuidadas y con mucho gusto dan un hambre que para qué. Yo no tenía idea de quien era esta señora, pero he googleado y entre sus muchas facetas esta la de presentadora de un programa de cocina americano, se ve que es famosísima. Os dejo su perfil aquí por si os interesa. Las fotos de su perfil incluyen recetas por si os animáis yo reconozco mi falta de talento culinario. Echad un ojo a los siguientes collages con fotos de su cuenta de pinterest ¡Qué pintaza!
Martha Stewart
Martha Stewart

Hilando con la pregunta que me hacía al principio de este post, muchas veces nos sorprende comprobar como gente con cuerpos increíbles comparte fotografías alardeando de un tipo de alimentación que digamos no corresponde o no es adecuada para lograr/mantener un "tipazo de infarto".

Y soy consciente de que existen metabolismos agraciados pero no es la norma imperante, la genética no suele ser tan generosa y sólo otorga esta gracia a pocas personas. Así que para echaros unas risas y para terminar con un punto irónico este post os recomiendo seguir la cuenta de Instagram @youdidnoteatthat porque sencillamente es buenísima ¿lo mejor? Los ácidos comentarios que acompañan las fotos ¡risas aseguradas! os dejo unos ejemplos con sus respectivas reflexiones.


"Habríamos dado cualquier cosa por escuchar al director artístico dirigiendo esta sesión de fotos".



Ni nuestras estrellas patrias se salvan, la muestra Blanca Suárez. "Tan hambrienta por esa porción de pizza que no podía molestarse en ponerse los pantalones pero no os preocupéis lleva puesta su cazadora de cuero".

"Sólo uno de sus donuts es real".


"La cara de la verdadera felicidad"


"Pensamientos profundos con un cucurucho".


"Lo que realmente quiere saber es si esas magdalenas están aprobadas por la dieta paleolítica". 


Como veis lo de posar con comida es todo un arte, para más cachondeo no dudéis en seguir esa cuenta de Instagram si tenéis perfil en la red ya que como veis ¡no defrauda! 

Espero que os haya resultado interesante la reflexión sobre lo ridículos que podemos llegar a resultar con tanta pose y el cinismo que hay en torno a la comida. ¡Que tengáis un buen día! 




También puedes seguirnos desde:
Facebook    Twitter    Pinterest  ❤   Bloglovin





Introduce tu e-mail y te llegarán al correo nuestras actualizaciones





9 comentarios:

  1. Yo no se si se comen lo que fotografían, lo que si creo es que hay instagramers que antes de desayunar, cenar o tomar el aperitivo, pasan mas de media hora en busca de la foto perfect! Yo no aguanto!!!!! Plato que veo...me lanzo!

    ResponderEliminar
  2. En mi caso las fotos que saco en Instagram de comida son mi comida real. Claro que no me paso el día haciendo fotos a donuts o cupcakes... pero bueno. Habrá de todo pero desde luego dudo que se coman tooodo lo que fotografían. Besiños.

    Ysilacosafunciona.com

    ResponderEliminar
  3. Este post me ha dado hambre :P Desde luego hay fotos en Instagram que alimentan de la buena pinta que tiene todo, las ensaladas y la comida más sana si que se ve menos, por desgracia ):

    ResponderEliminar
  4. La gente no es más idiota porqué no les dan las neuronas. De hecho, las neuronas viven en Estrasburgo. La hipocresía que nos hacen tragar y que tragamos. En fin, yo los finura los seguiré fotografiando y zampando la mar de feliz. Los demás, ya se pueden ahogar en un cucurucho de pistacho.

    Un besote chicas!!!

    ResponderEliminar
  5. Siempre queda mejor una foto de un postre hipercalórico que la de una ensalada y mira que las hay bonitas gracias a las diferentes texturas y colores de sus ingredientes. A la gente le gusta presumir y alardear, ¿qué mejor que hacerse una foto en la pastelería más in de la ciudad con un cupcacke que con solo verlo te hace coger 2 kilos, pero del que solo te vas a comer un mordisquito milimétrico? Así puedes demostrar que has estado en ese sitio tan in, aunque el cupcacke haya acabado en la basura.

    ResponderEliminar
  6. Yo igual tengo la costumbre de sacar fotos a la comida
    pero es la que voy a comer o la que me encantaria *-*
    jaja :D

    lissiyeceniaaa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Yo que ahora estoy entrenando no hago nada más que ver fotos de comida llena de azucar, calorías y no se cuantas cosas más jaja es horrible, cuando estaba embarazada solo veía carritos.. serán las hormonas?

    http://menos1000ymas30.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. La cuenta en instagram hablando de las supuestas comidas de ciertos famosos de la red es genial xDDD

    ResponderEliminar

Ya sabéis que nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios. Mil gracias por pasaros y comentar. ¡Os esperamos!

Besos por tr3s ^__^